Ecommerce

Levi Strauss apuesta por un servicio de venta virtual desde las tiendas físicas

En los últimos tiempos todo ha cambiado, incluso la manera de relacionarnos. Las pantallas han cogido fuerza para cumplir con esta forma nueva de vivir. Las compras ahora son más online que nunca. A pesar del auge del comercio electrónico, no es fácil acercarse al consumidor. Por esta razón, Dockers ha apostado por un servicio de asistencia y venta virtual desde las tiendas físicas.

Este proyecto ha sido posible de la mano de la empresa tecnológica RobinBrick. Desde la filial española del grupo estadounidense, en Barcelona, podría escalarse a otros países del mundo. Todo comenzó en marzo, cuando se decretó el confinamiento y el estado de alarma. Dockers se puso el objetivo de mejorar la experiencia del consumidor en la situación actual. La compañía, propiedad de Levi Strauss, encontró apoyo en la asociación Barcelona Tech City, de la que forma parte, al que se acabaría convirtiendo en su colaborador: RobinBrick. Esta empresa tecnológica está especializada en la analítica avanzada para tiendas físicas del sector retail. Han desarrollado una herramienta de venta por videollamada.

Es una solución que pone en el centro al vendedor, y sirve para conocer información y democratizar KPIs. El servicio en tienda física ha empeorado en los últimos años, y para que la tienda se recupere hay que volver a esta función.

Hernán Camps, consejero delegado de RobinBrick

Nuevo canal de venta phygital 

Para utilizar la herramienta, el cliente podrá pedir cita previa para ser atendido en tienda de forma presencial. Antes de ir, el consumidor debe elegir el establecimiento al que quiere acudir, así como la fecha y hora deseadas, y rellenar un cuestionario previo.

Poco después de lanzar este servicio, Dockers apostó por llevar el proyecto al formato vídeo. Este servicio digital permite a los dependientes asesorar a sus clientes desde una tienda y en formato videollamada, sea esta con cita previa o con llamada inmediata.

Para ser atendido, al usuario le llega un enlace, a través del cual accede a la cita virtual con un dependiente de tienda a la hora acordada. En la reunión, el vendedor, que a través de una tablet ha podido acceder a información relevante, atiende al interesado de forma personalizada, mostrándole prendas y revolviendo todas sus dudas. Es un nuevo canal de venta phygital que une las virtudes del canal físico y del ecommerce. Y los datos respaldan la tesis: la ratio de conversión es del 70%.

 

Fuente: https://ecommerce-news.es/levi-strauss-apuesta-por-un-servicio-de-venta-virtual-desde-las-tiendas-fisicas/

Menú
× ¿Hablamos?